Fortalecer tu compañia ante la crisis

Por: Andrés Special (*)

Vivimos en entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (VICA). Esto obliga a las empresas desarrollar nuevas habilidades que les permitan adaptarse a este nuevo entorno, bajo la amenaza de quedar obsoletas, dejar de ser competitivas, para finalmente desaparecer. Esto  ya sucede en la industria del transporte, donde empresas como Uber, Lyft o Cabify  ya ocupan un lugar importante en el mercado del transporte urbano.

También la logística “de última milla” como se denomina al servicio brindado por empresas como Uber, Glovo y Rappi se instalaron en la Latinoamérica en tiempo record y prometen seguir creciendo y diversificar los servicios que ofrecen en sus plataformas. La logística de pasajeros y mercaderías de mediana y larga distancia, aunque a ritmo más lento, también sufre modificaciones radicales.

El cambio no sólo es tecnológico, el factor clave que permitió a estas empresas emergentes tener éxito y que son imprescindibles para surfear la ola del cambio y salir ganando, son las personas.  Las 3 características que hacen exitosa a una empresa anteriormente son: Agilidad, Innovación y una cultura fuerte.

Cultura: La cultura es el conjunto de reglas y prácticas que se dan en el día a día en la empresa. Las empresas que sobresalen tienen una cultura que inspira a las personas a comprometerse con la misión de la empresa.

Según una investigación que hizo la consultora Gallup con 400 organizaciones durante más de 20 años, descubrieron que aquellas organizaciones que lograban resultados sobresalientes, contaban con una cultura fuerte y con colaboradores comprometidos que respondían enfáticamente a las siguientes preguntas:

  1. ¿Sé lo que se espera de mí en el trabajo?
  2. ¿Dispongo de los materiales y el equipamiento que necesito para hacer correctamente mi trabajo?
  3. En mi trabajo, ¿tengo la oportunidad de realizar diariamente lo que mejor sé hacer?
  4. En los últimos siete días, ¿he recibido algún reconocimiento o elogio por hacer bien mi trabajo?
  5. ¿Tengo la sensación de que mi supervisor u otra persona de la empresa se interesan por mí como persona?
  6. ¿Hay en la empresa alguna persona que alienta mi desarrollo?
  7. ¿Tengo la impresión de que mis opiniones son importantes en mi ámbito de trabajo?
  8. ¿La misión de mi compañía me hace sentir que mi trabajo es importante?
  9. ¿Las personas que trabajan conmigo están comprometidas con el objetivo de hacer un trabajo de alta calidad?
  10. ¿Tengo un gran amigo en la empresa donde trabajo?
  11. En los últimos seis meses, ¿alguna persona de la empresa me habló sobre mis progresos?
  12. ¿La empresa me brindó oportunidades de aprender y crecer durante el último año?

Ágil: Una organización flexible y ágil permite tener capacidad de reacción ante los cambios del entorno, del mercado o de cualquier situación externa que pueda afectar al funcionamiento de la misma. Las empresas ágiles tienen una visión distinta a la tradicional. Ponen el foco en la colaboración, la ruptura de silos, alientan la experimentación y capitalizan los errores en aprendizajes. Son organizaciones que aprenden.

Innovación: La velocidad del cambio obliga a pensar cómo afrontar el futuro mientras resolvemos las cuestiones del presente. Por eso, instalar la innovación dentro de la cultura es un factor fundamental. Pensar en cómo podemos ofrecer cada vez mayor valor a los clientes desarrollando nuevos productos, nuevos servicios y mejorando lo que ya existe. La innovación es un resultado natural de establecer una cultura fuerte y fomentar la agilidad como prácticas habituales.

Desde negocios conscientes, acompañamos a las organizaciones en procesos de transformación cultural. Nuestro foco está en crear culturas fuertes, ágiles e innovadoras, potenciando a las personas, quienes impactarán en los resultados. Si querés conocer más sobre que hacemos, te invitamos a conversar para ver cómo podemos ayudarte.

(*) Referente de Negocios Conscientes (www.negociosconscientes.com.ar)