12.9 C
Buenos Aires

FADEEAC: el transporte de cargas registró dificultades para acceder al gasoil en 23 distritos

MÁS NOTICIAS

El “Mapa de abastecimiento de gasoil”, creado por técnicos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), muestró que, entre el 15 y el 25 de junio, 23 distritos registraron problemas de diferente magnitud para acceder al gasoil. Tierra del Fuego fue el único distrito de la Argentina en el que los transportistas de carga no tuvieron inconvenientes para cargar combustible.

El “semáforo virtual” que se conforma a partir de las respuestas de conductores y propietarios de camiones de algunas de las 4.500 PyMES que integran las 44 Cámaras de transporte nucleadas en FADEEAC, identifica con verde pleno a la provincia que no tenga ningún tipo de restricción para el repostaje de combustible, y con rojo, en el extremo opuesto, a aquellas en las que hay bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio o los tiempos de espera son mayores a 12 horas.

A la fecha, con más de 1.200 respuestas procesadas, el mapa muestra: 16 distritos en rojo que son Buenos Aires, CABA, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Salta, Jujuy, Chaco, Formosa, San Juan, Mendoza, La Rioja y La Pampa; 4 provincias en naranja (identifica los distritos en los que el promedio de suministro es de 20 litros por unidad) que son San Luis, Catamarca, Santiago del Estero, y Santa Cruz; 2 provincias en amarillo (para referirse a los lugares en los que se cargan entre 51 y 100 litros) que son Neuquén y Río Negro; y 2 provincias en verde que son Tierra del Fuego (donde no se registraron problemas de abastecimiento ni cupos para cargar), y Chubut (se verificaron cupos de carga de entre 51 y 100 litros por unidad).

Desde que en abril FADEEAC comenzó a consultar a sus asociados sobre las condiciones de acceso al combustible, eventuales restricciones o faltantes, tiempos de espera y precios, el mapa se fue tiñendo de rojo.

En un principio, las provincias hidrocarburíferas de la Patagonia eran la excepción. Sin embargo, el “efecto manta corta” -desviar combustible desde el Sur para intentar compensar la situación de las regiones más complicadas, en el Centro y Norte del país- hizo que también allí aparecieran cupos y se extendieran los tiempos de espera para repostar.

De hecho, es bueno recordar que mientras que en la mayoría de las provincias rigen cupos de carga menores a los 20 litros por unidad, un camión necesita entre 35 y 40 litros promedio para recorrer 100 km.

En la pandemia fuimos considerados esenciales, ahora nos sentimos ignorados. Desde el año pasado venimos lidiando con dificultades para acceder a varios insumos –neumáticos, repuestos para los camiones y hasta para acceder a unidades nuevas- pero sin combustible nuestra actividad es inviable. Por eso insistimos en pedir al Gobierno que nos convoque para integrar Mesas de trabajo en busca de soluciones”, dijo Roberto Guarnieri, presidente de FADEEAC.

La falta de acceso al combustible en tiempo y forma (además de la discrecionalidad en el precio de acuerdo con la zona del país), impactan de modo directo en la productividad y rentabilidad de la actividad. Cada día se vuelve más complejo estimar de manera certera el tiempo y el costo que tendrá un viaje.

Peticiones de la FADEEAC a los Ministerios de Desarrollo, Economía y Transporte

En medio de este contexto, en los últimos días, FADEEAC presentó notas ante los Ministerios de Desarrollo Productivo, Economía y Transporte de la Nación solicitando una serie de medidas destinadas a paliar la crítica situación que vive el sector. Entre ellas, garantizar el abastecimiento del insumo primario, gasoil, para la movilidad de las unidades, contemplando en prioridad, el sostenimiento del servicio del transporte en general, vital para la distribución de bienes y la cadena productiva; y la Reducción del 100% de Contribuciones Patronales por 180 días (prorrogables por 180 más), aplicable exclusivamente a empleadores dentro de la actividad de transporte de cargas por carretera

Además, se requirió el Cómputo del 100% del ICL (Impuesto a los Combustibles Líquidos) y DC (Dióxido de Carbono) como pago a cuenta del Impuesto al Valor Agregado, Impuesto a las Ganancias y sus anticipos (aplicable exclusivamente a personas físicas y jurídicas de la actividad de transporte de cargas por carretera); y la Suspensión por 180 días de ejecuciones fiscales AFIP (prorrogables por 180 días más) aplicable exclusivamente a personas físicas y jurídicas de la actividad de transporte de cargas por carretera.

Por otra parte, se realizarán peticiones a nivel provincial y municipal. En el primer caso, los pedidos apuntan a lograr la suspensión de ejecuciones de los fiscos locales; la eximición del pago de Ingreso Brutos mientras permanezca la situación de crisis; y la suspensión de pago del Impuesto Automotor, aplicable exclusivamente a personas físicas o jurídicas de la actividad del transporte de cargas por carreteras.

En tanto que en la órbita municipal, la solicitud primordial apunta a lograr la suspensión de pago de Tasas y contribuciones Municipales e Impuesto Automotor aplicable exclusivamente a personas físicas o jurídicas de la actividad de transporte de cargas por carretera.

- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -