11.4 C
Buenos Aires

FADEEAC: “el precio de flete no es formador de precios”

MÁS NOTICIAS

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) lanzó un estudio en el que indica que el precio de transporte de los productos no incide directamente en el precio del mismo, sino marginalmente. De esta forma, afirmaron que no es formador de precios.

De acuerdo al texto difundido, “es fundamental que los ciudadanos conozcan cómo funciona el sistema porque no es correcto trasladar de manera directa el aumento del flete al precio de un producto. Por ejemplo, si el flete aumenta 20%, el precio del kilo de yerba debería pasar de $1.970 a $1.974,80 y no a $2.364 (cifra que resultaría de trasladar el 20% sobre el producto)”. Esto porque “según la distancia recorrida y el tipo de mercancía transportada, la incidencia del flete en el precio final de un producto es de entre 1 y 4 por ciento“.

Para esta conclusión, desde FADEEAC indicaron que analizaron tres productos. El primero es el aceite de girasol de 1 litro, el cual “para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de aceite embotellado para consumo familiar a lo largo de 700 km (desde una planta productora hasta un centro de distribución) es de 339.000 pesos finales”. En ese sentido, afirmaron que “tomando en cuenta una botella de aceite cuyo precio al consumidor es de $816, el cargamento total tendrá un valor de 22,85 millones de pesos. Sobre el valor de cada botella ($816), el peso del costo de transporte es de $12,11, lo que equivale al 1,48% del valor final”.

En segundo lugar, hicieron lo mismo para el paquete de yerba de 1 kilo. En este caso, “el costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de yerba mate de primera marca a lo largo de 1.200 km (desde una planta productora en Misiones hasta un centro de distribución en Buenos Aires) es de 565.000 pesos finales”. Y concluyeron que “tomando en cuenta que el kilo de yerba mate de primera marca en un supermercado es de $1.970 para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 55.160.000 pesos. Sobre el valor de cada kilo ($1.970), el peso del costo de transporte es de $20,18, lo que equivale al 1,02% del valor final”.

Finalmente, para el caso del azúcar de 1 kilo, “el costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de azúcar de primera marca a lo largo de 1.200 km (desde una planta productora en Tucumán hasta un centro de distribución en Buenos Aires) es de 364.000 pesos finales”. Y, por su parte, “tomando en cuenta que el kilo de azúcar de primera marca en un supermercado es de $850 para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 23.789.920 pesos. Sobre el valor de cada kilo ($850), el peso del costo de transporte es de $13, lo que equivale al 1,53% del valor final”.

Como conclusión, añadieron que “en ninguno de los casos analizados, el aumento en la tarifa del flete llega a equiparar el incremento interanual de los costos del sector“.