Evitar que tanta gente muera de una manera tan irresponsable

Por Pedro Perrotta (*)

La Plata es la ciudad argentina que tiene el record de muertes a causa de siniestros viales en relación a sus habitantes. Desde la ONG Corazones Azules Argentina, trabajamos para reducir estas tragedias. Nuestra labor consiste en centrar nuestros esfuerzos, en tomar a la educación vial como herramienta de cambio cultural. Pero ante la gravedad de los hechos, realizamos otras  acciones a fin de atacar la inseguridad vial a través de proyectos presentados en el Concejo Deliberante Local como son los de Declaración de la Emergencia Vial y el de Tolerancia 0 al alcohol, estupefacientes y psicotrópicos en los conductores.

Sobran los motivos para empujar la reversión de una necrológica realidad, que es acompañada por la invalidez de los sobrevivientes y el dolor extremo de las familias de las víctimas: en lo que va del 2018 llevamos 56 muertos viales. En el mismo período de 2017 la cifra ascendía a 58. Sin embargo, en todo 2017 hubo 105 víctimas fatales, mientras que en CABA fue de 103. En 2016, la cifra de muertes en calles platenses fue de 95.

Los 105 fallecidos del 2017 colocó a la capital de la provincia de Buenos Aires, en cuanto a víctimas del tránsito, por encima las provincias de: Chubut, 64; La Pampa, 73; La Rioja, 77; Neuquén, 85; Santa Cruz, 46; Tierra del Fuego, 10. Además, La Plata está en el puesto 19 de ciudades peligrosas a nivel sudamericano de acuerdo al último informe de LA Network publicado en 2016.

Sobre los 105 muertos en siniestros viales ocurridos en 2017, 31 fueron protagonizados por ocupantes de motos, de los cuales 16 eran menores de 25. Sobre 56 muertos viales en 2018, 33 fueron en motos y de esos 16 fueron menores de 25 años. Se deduce entonces que en el 49 % de los casos de muertes viales estaba involucrada una moto, este año ese porcentaje se elevó al 60 %.

En treinta lamentamos la pérdida de 256 vidas por circunstancias viales, es decir que cada poco más de tres días y medio una persona pierde su vida en las calles de la ciudad.

Ante esta realidad, y a pesar que las tragedias que derivan de los siniestros viales es una problemática nacional, dado que en los últimos 10 años fallecieron 75.000 personas (datos no oficiales). En el 2017 y 2018 Corazones Azules presentó en el Concejo Deliberante de La Plata proyectos legislativos para declarar la Emergencia Vial, sin embargo, ambos no han tenido una respuesta por parte del poder legislativo local.

Además, y ante el inminente aumento del peligro de siniestros viales inducidos por la mayor ingesta de bebidas alcohólicas, que se produce a partir de septiembre con la llegada del clima cálido, la ONG presentó un proyecto de ordenanza de Tolerancia 0 de alcohol y en sangre.  Con más de 30 grados de temperatura la suba en el consumo se dispara a más del 200% en comparación con lo consumido durante los meses invernales, por lo que el peligro de siniestros viales en las calles platenses también aumenta.

En dicho proyecto, también se establece la “prohibición absoluta” para manejar a aquellos que hayan consumido estupefacientes y/o psicotrópicos.

Consideramos que “Educación y Prevención” son las herramientas que se deben utilizar para revertir tan grave situación, por lo cual proponemos trabajar de manera coordinada con todos los actores sociales con el objetivo de planificar estrategias a corto, mediano y largo plazo en materia de seguridad vial.

(*) Presidente de Corazones Azules Argentina