Empresas de colectivos reclaman deudas y devolución de créditos fiscales

Así lo hizo Daniel Millaci, presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), que  aseguró hoy que “los desfasajes en los costos operativos se devoraron la rentabilidad del sector” y reclamó al Estado el pago de deudas por subsidios y por créditos fiscales.

Millaci, en diálogo con la agencía de noticiasTélam, afirmó que “toda la rentabilidad que teníamos se fue a cubrir los costos operativos y eso impide la renovación de unidades”.

El empresario sostuvo que “el desfasaje ronda un 25 por ciento y el efecto de la inflación hace que se lleve la rentabilidad”.

Más adelante, remarcó que “la falta de renovación de unidades, llevó al cierre a Metalpar, la fábrica de carrocerías más grande del país y los pocas unidades que se renuevan se realizan en fábricas más chicas que no tienen escala de producción”.

“El 55% de los ingresos de nuestras empresas se va en los costos salariales”, enfatizó Millaci para luego agregar que “a esto hay que agregarle, el mantenimiento de las unidades como combustibles, lubricantes, neumáticos y el costo del seguro”.

Metalpar, la fábrica de carrocerias para colectivos más importante de la Argentina, ubicada en el límite de San Martín y Tres de Febrero, cerró sus puertas a fines de febrero despidiendo a unos 600 trabajadores.

La empresa pertenecía a dos grupos empresarios, la chilena Paredes y la brasileña Marcopolo.