El transporte representó más de la mitad de las quejas de los turistas

 

El transporte fue el principal motivo de denuncias por parte de los turistas que viajaron en 2010. Así lo destacó un relevamiento de la Asociación Argentina por los Derechos del Turismo (AADETUR). Allí se consignó que el transporte aéreo ocupó la primera posición en el ranking de denuncias, con 42 por ciento de reclamos. Pero también la modalidad de transporte automotor resultó motivo de quejas por parte de los pasajeros, con 7 %; y el servicio de taxis en los aeropuertos, con 4 %. Así en su conjunto, el transporte se llevó el 54 %de las denuncias de los turistas.

Según el análisis de AADETUR, "el transporte aéreo continuó siendo el sector con mayor cantidad de quejas, aunque estas resultaron muy inferiores a 2008, cuando representaron 62 % del total".

Sin embargo, "el momento más conflictivo del sector fue el traspaso de las operaciones del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en noviembre del año pasado".

También los conflictos gremiales en el segundo semestre de ese año, incidieron en que el sector haya sido el más denunciado.

Pero desde que Aerolíneas Argentinas normalizó sus vuelos, el sector naturalmente redujo los conflictos. Más puntualidad y menos cancelaciones, significaron a su vez menos problemas con el equipaje, menos pérdidas de conexiones y sobre todo, menos problemas con pérdida de servicios turísticos.

En el caso del transporte aéreo, la mayoría de las quejas, 41 %, fue por retrasos en el servicio; seguidas de la pérdida de equipaje, con 24 %; las cancelaciones, con 15 %; las sobreventas de pasajes y las tarifas diferenciadas, con 6 %; y las devoluciones de tiques con 5.

En cuanto a las denuncias contra las agencias de viajes que representaron 13 % del total, el 33 por ciento tuvo que ver con problemas regulares y el 22 % con chárteres.

Como conclusión del estudio que se realiza desde 2005, se determinó que "en Argentina, y a través del esfuerzo realizado por muchas provincias, se impulsó la mejora en el sector, a lo que se sumó la normalización del sector de transporte aéreo, lo que redunda en definitiva en una mejora de la relación de consumo con los turistas en el país".