El transporte en San Luis para por reclamo salarial

 

La medida de fuerza, con alto acatamiento, se lleva adelante en el marco de una conciliación obligatoria que había dictado el Programa de Relaciones Laborales de la provincia, desoído por los conductores nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

 

Manifestantes impidieron esta mañana la salida de vehículos de la terminal de ómnibus de la capital puntana, que respondían a un diagrama de emergencias.

 

La medida afecta al servicio urbano e interurbano, incluida la capital provincial y la ciudad de Villa Mercedes, las más pobladas de la provincia, donde el acatamiento era masivo.

 

El reclamo de los choferes es llevado adelante desde hace meses y consiste en que las empresas paguen los salarios estipulados en los convenios y se cumplan con las condiciones de trabajo.

 

Alberto Ayala, secretario general de UTA San Luis, cargó las responsabilidades de la situación en "la inacción de la señora ministra de Transporte, María José Scivetti porque no ejercer el poder de inspección que la ley otorga a su cartera”, y remarcó, refiriéndose a una de las empresas prestatarias que comenzó hace pocos meses a hacer el recorrido entre las ciudades de La Punta y San Luis, que ha "despedido sin causa a 33 trabajadores". Los choferes se quejan, entre otras irregularidades, por "la mala liquidación de haberes y horas extras y la falta de libreta de trabajo".