Día Mundial de la Seguridad vial

Cada año mueren más de 7.000 personas en el tránsito en Argentina, que son parte de los 1,35 millones que mueren cada año en todo el mundo. El Observatorio Vial de la ANSV estimó el costo social de la siniestralidad vial para toda la Argentina, que asciende a los 175.655 millones de pesos.

Según datos preliminares registrados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, durante el 2018 fallecieron 5.366 personas por siniestralidad vial, de los cuales el 43.8% fueron motociclistas. Esto demuestra la importancia de promover hábitos de conducción segura, así como las normas de tránsito, aumenta el riesgo de tener o provocar un accidente vial.

Aumentó el uso del cinturón de seguridad 

Más de 1,5 millones de personas comenzaron a utilizar el cinturón de seguridad y un millón de motociclistas empezaron a usar casco entre el 2016 y el 2018 aunque las muertes por accidentes de tránsito se mantienen constantes en el país, indicó un estudio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) difundido por estos días.

El estudio abarca 236 puntos de observación en todo el país donde se analizó la conducta de 95782 automovilistas y 38.606 motocicletas en el 2018 en el marco del Día de la Seguridad Vial, que se celebra hoy.

El análisis de los resultados arrojó que a nivel nacional, sólo el 55% de los conductores utilizan el cinturón de seguridad, proporción que se reduce al 42,8% entre copilotos y al 19,9% entre ocupantes de asientos traseros

Respecto de la última medición (2016), se observa un crecimiento del uso del cinturón, únicamente entre conductores, del 50,2% en 2016 al 55% en 2018.

El uso de cinturón entre copilotos se mantiene estable, mientras que entre ocupantes traseros tiende a la baja (del 23,1% en 2016 al 19,9% en 2018).

Cuando se analiza el uso de cinturón de los ocupantes según su género y edad, el estudio evidencia que las mujeres y adultos mayores de 36 años se protegen más que los hombres jóvenes. A su vez, cuando los vehículos son conducidos por una mujer, se observa mayor uso del cinturón en el resto de las posiciones, aunque sólo 2 de cada 10 vehículos son conducidos por una mujer.

Motos

Las estadísticas evidencian que el 68,7% de los conductores de motos circulan protegidos mediante el uso de casco. Si se comparan los resultados respecto de la medición llevada a cabo en 2016, se observa que el uso de casco crece únicamente entre conductores (del 65,4% al 68,7%) y que la protección del resto de las posiciones se mantiene estable. se constató que más de 1,5 millones de personas que circulan en auto pasaron a utilizar Se cinturón de seguridad en 2018 y un millón de motociclistas pasaron a usar casco. “Tener datos confiables es el resultado de más de 3 años de esfuerzo y trabajo para lograr un panorama concreto y objetivo de cómo estaba la seguridad vial en el pais. Esto nos permitió tomar decisiones certeras sobre que políticas debíamos implementar”, aseguró el director de la ANSV, Carlos Pérez,

“Cambiar paradigmas para lograr resultados”

Al respecto desde Safety Group, una consultora especializada en movilidad segura y sustentable  se remarcó la urgencia de “generar nuevas estrategias de acción y comunicación que contribuyan a reducir los índices de siniestralidad vial en el país”

Axel Dell`olio, Gerente de Safety Group explicó:” “Si seguimos intentando llegar a la gente de la misma manera, creo que no vamos a llegar a ningún lado, porque si la cantidad de muertos en Argentina sigue siendo la misma es porque algo no estamos haciendo bien”, explicó

Axel Dell`olio, gerente de Safety Group

El  referente hizo aseguró que la siniestralidad vial es la es la primera causa de muerte entre niños de 5 y 14 años y en adultos de 15 a 29 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y aseguró que “muchas veces no se necesitan grandes presupuestos sino estudiar el entorno y generar pequeñas modificaciones para volverlos seguros” , y agregó: “Los resultados serían más inmediatos si en la Argentina se implementara la ley nacional de Educación Vial que rige desde 1986″, concluyó.