9.3 C
Buenos Aires

Después de la pandemia: cuáles son las empresas de transporte más grandes del mundo

MÁS NOTICIAS

Entre 2020 y 2021 hubo cambios en el mundo y el mundo del transporte y la logística no tuvo opción que ser protagonista de esos cambios. El confinamiento de las personas en sus casas provocó que el sistema de provisión de bienes y servicios estuviera más de una vez en jaque. Bajó la demanda aerocomercial, no alcanzan los containers, las personas solo se mueven hasta la esquina de su casa mientras los trabajadores del transporte no tuvieron ninguna opción ni elección.

Ha sido un año lleno de acontecimientos en logística, la economía global se detuvo y luego comenzó a reabrirse rápidamente dice el reporte del periodista Kevin Wood de la revista Forbes que cada año realiza un ránking de las empresas más valiosas.

No hay containers que alcancen, la pandemia hizo explotar la demanda y los precios subieron a precios récord.

Claro, mientras se hacía ese informe la dinámica de la pandemia lo cambió todo. Los puertos de todo el mundo han experimentado cambios sin precedentes. La alta demanda de viajes aéreos comerciales se terminó. En este tiempo hubo una oleada de cargas de contenedores perdidos en el mar. Y por si fuera poco, hasta sucedió lo imposible para algunos: un giro mal calculado provocó un caos en las adyacencias del Canal de Suez.

Pero todo ese drama ha acompañado a un auge en la demanda de servicios de envío y entrega de paquetes impulsado por la pandemia. De repente una empresa como Mercado Libre se volvió casi lo más importante de nuestras vidas y para otros lo fue DHL, Amazon, Uber, Cabify o Federal Express, la mayoría de ellas han hecho un gran negocio y su nueva posición en el ránking de empresas lo hizo más evidente.

FedEx es ahora la empresa de transporte y logística más grande del mundo, según la lista Forbes Global 2000 de este año de las empresas más grandes del mundo, que ocupa el puesto 119 en la lista general. El negocio con sede en Memphis, que ocupaba el puesto 513 el año pasado, ahora ocupa el primer lugar en el sector del transporte por delante de UPS, que también trepó hasta el puesto 165.

Con la ayuda de volúmenes récord de envío durante la temporada navideña, FedEx informó un aumento interanual del 23% en los ingresos para su año fiscal 2021. Los ingresos netos aumentaron un 183% y las ganancias diluidas por acción aumentaron un 175%. Una fiesta para sus accionistas. Claro, un detalle más, en estos días, FedEx ha ayudado a distribuir más de 100 millones de dosis de vacunas COVID-19 a países de todo el mundo.

“Nuestros resultados hablan por sí mismos”, dijo el director de operaciones de FedEx, Rajesh Subramaniam, en la última llamada de resultados de la compañía. “En diciembre, logramos los totales mensuales más altos en la historia de nuestra empresa”.

La provisión de bienes de consumo masivo fue primordila para superar la pandemia con “éxito”. El transporte no dejó de trabajar nunca, fue esencial.

Los gigantes del transporte marítimo AP Moller-Maersk y COSCO Shipping son los que pegaron el mayor salto de todos del sector del transporte en el Global 2000 de este año. Maersk subió al puesto 214 (desde el puesto 622 en la clasificación del año pasado) y Cosco se disparó al puesto 409. (desde el número 1.133).

Ha sido un año pasado muy diferente para las empresas más preocupadas por el transporte de personas que de carga. En su último informe anual, la OACI (International Civil Air Organization) dijo que los viajes aerocomerciales disminuyeron en un 60% en 2020, con unos impresionantes 2.700 millones de pasajeros menos que en 2019. La entidad estima que eso representó una pérdida de 370.000 millones de dólares para la industria aérea.

Ese golpe ciertamente se refleja en el Global 2000. Delta Air Lines aterriza en el puesto 715 en la lista de este año después de ocupar el puesto 263 el año pasado, marcando una de las mayores caídas en el sector de transporte y logística. Southwest Airlines, Deutsche Lufthansa, Air France y Ryanair son otras aerolíneas que cayeron cientos de lugares. 

Las pérdidas de las compañías aerocomerciales fueron enormes y hasta el momento que comienza la recuperación no se saben con exactitud.

Durante la peor parte de la pandemia, Delta tuvo una tasa de quema de efectivo de casi  100.000 millones de dólares por día. Los ingresos cayeron un 88% durante su segundo trimestre fiscal de 2020, lo que resultó en una pérdida de 5.700 millones de dólares. En ese momento, el director ejecutivo Ed Bastian dijo que pasarían más de dos años hasta que Delta se recuperara por completo.

Para el pasado mes de abril, las señales de esa recuperación recién comenzaban a mostrarse.

“Un año después del inicio de la pandemia, los viajeros están ganando confianza”, dijo Bastian con la publicación de las últimas ganancias de Delta. “Si las tendencias de recuperación se mantienen, esperamos una generación de efectivo positiva para el trimestre de junio y vemos un camino para volver a la rentabilidad en el trimestre de septiembre”.

El Global 2000 de este año también refleja un año difícil en la industria ferroviaria japonesa. Central Japan Railway cayó al puesto 759, después de ocupar el puesto 247 un año antes, y West Japan Railway cayó del puesto 663 al número 1.308.

Así como los 90 fue la década de las fusiones aerocomerciales, esta será de las fusiones de las grandes compañías ferroviarias.

Al otro lado del Océano Pacífico, la compañía ferroviaria Kansas City Southern aterriza en el puesto 1.382 en la lista de este año. Ahora es el tema de una guerra de ofertas internacionales de alto riesgo.

En marzo, Canadian Pacific Railway acordó comprar Kansas City Southern por 25.000 millones de dólares, solo para que Canadian National Railway ingresara a la refriega con una contraoferta de 30.000 millones de dólares en abril. El acuerdo bien podría ser la piedra angular de una década de fusiones ferroviarias que ha racionalizado la industria, como la consolidación de las aerolíneas durante la década de 1990 y principios de la de 2000.