Desbarataron organización delictiva de taxis

Ordenaron detener a diez presuntos integrantes de una asociación ilícita de taxis que operaba en el Aeropuerto de Ezeiza y extorsionaba a choferes exigiendo plata para permitirles levantar pasajeros en el lugar. La investigación duró 13 meses y estuvo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA)

En la causa intervino el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, que tiene jurisdicción sobre al aeropuerto de Ezeiza. La investigación se inició a raíz de distintas denuncias de choferes que acusaban haber sido amenazados y extorsionados en caso de querer trasladar pasajeros desde el Aeropuerto de Ezeiza sin previamente abonar un canon de $300.

“Estas personas [los imputados] forman parte de una asociación ilícita constituida por una amplia estructura cuyo objeto principal es obtener un rédito económico a través del pago de los choferes de taxis, ya sea por parte de la organización o bien a través de vender viajes a taxistas que están fuera de la órbita de la parada de Ezeiza”, según se desprende del expediente judicial.

 

 

 

En los operativos, la PSA secuestró una importante cantidad de dinero y anotaciones a mano de la recaudación de la asociación ilícita, donde detallaban el dinero recaudado.