Cuarentena: denuncian que ya son cuatro las victimas fatales entre los trabajadores de delivery

La Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (Asimm) repudió la muerte en un siniestro vial de Miguel Angel Machuca, trabajador de la empresa Glovo. El gremio la contabilizó como la cuarta muerte de un trabajador de delivery desde el inicio de la cuarentena y responsabilizó a “las condiciones laborales de precarización de las plataformas”.

A través de un comunicado del gremio que lideran Marcelo Pariente y Maximiliano Arranz, Asimm repudió y lamentó el fallecimiento de Machuca, quien murió en un siniestro vial en su motocicleta en la localidad bonaerense de Avellaneda.

“Pareció exagerado cuando el gremio afirmó que los trabajadores estaban siendo sometidos a un Cromagnon en cámara lenta. Pero desde desde el inicio de la cuarentena -hace hoy dos meses- ya son cuatro los empleados del sector fallecidos, uno a razón de cada quince días. La precarización mata, y cumplir tareas a destajo y en total desprotección es la principal causa”, afirmaron los dirigentes gremiales.

Para los sindicalistas de la entidad que nuclea a más de 4.500 trabajadores y que integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), la situación supera “la pelea por el reconocimiento de las relaciones laborales, la discusión del encuadramiento o el respeto por las normas“, indicaron.

“Se asiste a la colisión de dos mundos, de cosmovisiones opuestas. Se trata de la lucha de los valores humanistas y cristianos contra la inmoralidad de quienes abrazan la ‘alta finanza’ en desmedro de la justicia social y desprecian la vida misma. La solución a esa injusticia estructural y planificada no está contenida en un Estatuto a medida del explotador sino en un Estado presente”, expresó el gremio.

Por último, los dirigentes enfatizaron que ese Estado nacional debe garantizar los derechos laborales para que “los explotados definitivamente dejen de serlo”, y exigieron “urgentes medidas” para que “no haya más muertos por precarización”.