Corrientes ingresó a la fase 5 con estrictos controles de ingreso

Así lo confirmó el gobernador correntino, Gustavo Valdés, quien anunció  las medidas de flexibilización de la cuarentena al ratificar el ingreso a la última fase del distanciamiento social preventivo por el coronavirus. Habrá más controles para el ingreso a la provincia.

En una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, Valdés anunció que Corrientes “no va a traer más a ninguna persona de afuera” de la provincia y ratificó la fase 5 de distanciamiento, pero con controles más estrictos en siete ingresos habilitados.

De este modo, la provincia comenzará a instalar dispositivos electrónicos de control de movilidad a los vehículos del transporte de carga que ingresen desde el Chaco.

“Desarrollamos aplicaciones y vamos a incorporar dispositivos móviles en camiones que hacen reparto y vengan de Chaco, para verificar por dónde circulan“, indicó el gobernador.

Valdés añadió que, de acuerdo con esos monitoreos, “si se vulnera o se mienta el trayecto, esa conducta se va a poner a disposición de la Justicia” y aseguró que “Chaco está en una situación compleja”.

El gobernador también indicó que se habilitaron siete pasos para ingresar a la provincia, donde habrá que presentar permisos especiales emitidos por el gobierno.

Puntos de acceso y nuevas habilitaciones

Los puntos de ingreso habilitados desde este martes son, en el límite con Chaco, el puente General Belgrano; en el límite con Misiones, sobre la Ruta Nacional 12 al norte en la localidad de San Borjita, así como en Bichadero sobre Ruta Nacional 14, y en la ruta provincial 71 sobre la localidad de Colonia Liebig.

En el límite con Entre Ríos los controles estarán en la Ruta 14 al sur de la ciudad de Mocoretá, y en la Ruta 12, en Guayquiraró, así como en Paso Tunas en la ruta provincial 127. Valdés indicó que en todas esas jurisdicciones va a regir el permiso provincial junto al nacional y deberá consignarse domicilio y destino, para georreferenciar.

Con relación a la flexibilización anunciada, el gobernador indicó que bares y restaurantes podrán habilitar mesas de hasta seis personas y cultos con hasta 20. Con anterioridad, estaban permitidas mesas de hasta 4 individuos en locales gastronómicos y la ocupación de templos con hasta 10 personas.

Corrientes registró 117 casos positivos de Covid-19, de los cuales 11 están activos y no se produjeron muertes de pacientes, desde el inicio de la pandemia.