Coria reclamó por el pago de sueldos y la aplicación de protocolos de sanidad

El líder del Sindicato de Guincheros rechazó la irregularidad en el pago de salarios para el sector, y pidió a los empresarios  poner especial acento en cuidar la salud de los trabajadores portuarios, ya que están expuestos al contagio de COVID-19. 

Roberto Coria, secretario General del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la República Argentina, criticó las irregularidades de “algunos sectores empresariales”, a la hora de abonar sueldos, calificando las maniobras como de “creativa mezquindad”.

“Es un mal momento para todos, pero peor es el momento que vive el asalariado que el único recurso que tiene es su salario”, señaló en el programa Estado de Alerta, indicando como “injusto” el accionar empresario.

En este sentido, expresó que los trabajadores son “la mano de obra que cuando baja la temporada, deambulan por el puerto y cuando se quiere jubilar, no tiene los suficientes aportes de la registración mínima que tendría una actividad”, flagelo que señaló como “una de las cuentas pendientes” y que se ilusionó con que el nuevo Gobierno pueda considerar a futuro, una vez pasada la pandemia.

Coria consideró ésta crisis como un momento positivo para “evaluar y darnos cuenta también que realmente los que tienen capital, los que tienen poder, sin el esfuerzo, sin el trabajo del laburante lamentablemente no van a poder desarrollar la actividad” y lo incluyó dentro de «una discusión profunda que se está dando en todos los sectores».

En su actividad particular que comprende los depósitos fiscales, la carga y descarga automatizada de productos en los puertos, lo que son las obras civiles que manejan las grúas, los generadores y los guinches “hay sectores que están dentro de los servicios esenciales y están trabajando” pero también “se anotan en el listado de los que la están pasando mal”, por eso insistió en “ser un poquitito más responsables”.

La problemática de la pandemia en el interior

Coria, quien también es miembro de Comisión Directiva de la Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA), se refirió a la situación de las actividades que continúan en puertos del interior del país, como Puerto Deseado, Puerto Madryn o Rawson, donde Coria denunció “falta de control de sanidad” y describió que “lamentablemente a veces cuanto más te alejás de las zonas urbanas evidentemente esos controles son más flexibles y éstos trabajos esenciales necesitan un protocolo de seguridad”.

Respecto a los casos de contagio en los buques pesqueros de Mar del Plata, señaló que “tenemos que hacernos cargo a veces de la responsabilidad, especialmente los que tienen cargos jerárquicos, en tomar los recaudos -más allá de las presiones empresarias- para que el compañero se embarque cuando hay dudas sobre las condiciones de trabajo”.

De todos modos no se mostró sorprendido por el lugar del hecho: “la mentalidad en Mar del Plata es ser la capital del trabajo informal”, disparó, y agregó con indignación: “el puerto de Mar del Plata es un puerto donde el 70% de la actividad es una actividad no registrada, es un paraíso fiscal donde siempre a través de pseudo cooperativas utilizaron la mano de obra para llevar la rentabilidad para algunos sectores no ajenos al poder político de turno y hoy estamos pagando las consecuencias”.