Consumo récord de asfalto vial en el primer semestre

Por las obras de infraestructura que se están realizando en el país, se utilizaron 316.270 toneladas de asfalto vial. El mes pasado fue el segundo mejor de la historia, según el Ministerio de Transporte, con 48.011 toneladas consumidas.

Según la cartera que conduce Guillermo Dietrich, el alza en el consumo se enmarca en el Plan Nacional de Transporte. Se trata de las obras en rutas, caminos y autopistas; trabajos ferroviarios y en aeropuertos de todo el país. El uso de asfalto es uno de los indicadores clave para determinar los avances de proyectos de infraestructura.

De este modo, el acumulado en el primer semestre del año fue de 316.359 toneladas, un 15 por ciento más que el año pasado, que había cerrado con 275.044 toneladas. “Hemos mantenido el presupuesto ambicioso de este año en el Ministerio así como el nivel de las obras, con el consumo de asfalto vial alcanzando récords históricos; un claro indicador del nivel de actividad en la obra pública. Estamos construyendo la infraestructura que le cambia la vida a la gente”, dijo Dietrich.

Debido a la utilización de nuevas tecnologías, además, se incrementó el consumo de asfalto modificado en un 16 por ciento interanual en el primer semestre de 2018 utilizado para lograr una mayor durabilidad del pavimento. Esto se debe a las nuevas exigencias de calidad incorporadas en los pliegos de las licitaciones para las obras públicas nacionales.

Es una gran noticia para el país y para el sector haber tenido el mejor semestre, superando incluso la marca del año pasado, que ya en mismo período había sido el de mayor consumo histórico en  Argentina. Adicionalmente, la implementación de nuevas tecnologías llevó a incrementar el consumo de asfaltos modificados“, opinó Marcelo Martínez, presidente de la Comisión de Asfalto y de la Asociación Argentina de Carreteras.

En lo que respecta a obras viales, desde diciembre de 2015 a hoy se terminaron más de 300 kilómetros de autopista, se pavimentaron casi 1.500 kilómetros de caminos y se repavimentaron otros 3.700, obras que  lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional y que están reconfigurando la red vial argentina.

Además, ya se adjudicaron los trabajos para la transformación de más 3.300 kilómetros de rutas nacionales a través del sistema de Participación Público Privada (PPP). Implican una inversión total de aproximadamente ocho mil millones de dólares de los cuales seis mil millones se invertirán en los primeros cuatro años para transformar la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras que lanzó el Gobierno Nacional.

El plan para la nueva red se divide en tres etapas de licitación, con una inversión total superior a los 12.500 millones de dólares para los primeros cinco años y superior a los 4.200 millones de dólares durante los siguientes 10. A lo largo de las tres etapas se intervendrán alrededor de 7.277 kilómetros de rutas nacionales, mediante la construcción de 1.610 kilómetros de autopistas, 3.310 kilómetros de ruta segura, 324 kilómetros de obras especiales y 26 kilómetros de variantes; en total, 5.270 kilómetros. Los restantes 2.077 kilómetros serán intervenidos a través de obras de mejoras y mantenimiento de la red vial existente.