6.7 C
Buenos Aires

China promueve el desarrollo de rutas inteligentes para vehículos autónomos

MÁS NOTICIAS

En China, Huawei ya comenzó las pruebas para desarrollar rutas inteligentes para vehículos sin conductor en un tramo de cuatro kilómetros al este del país. Los mismos se basan en la información que reciben constantemente de sus alrededores y esquivan obstáculos.

En la ciudad de Wuxi, al este de China, en la provincia de Jiangsu, la empresa Huawei comenzó las pruebas con un autobús autónomo que viaja de un lado a otro, haciendo paradas, esquivando obstáculos, acelerando y desacelerando, solo basándose en la información que recibe constantemente de sus alrededores. Además, tiene la capacidad de reconocer semáforos, letreros en las calles y otro tipo de infraestructura como sensores, cámaras y radares.

Una cámara muestra el autobús en movimiento sin la presencia del conductor

El sitio es parte del proyecto impulsado por el gobierno chino para desarrollar vehículos inteligentes y conectados, con el objetivo de lograr un tráfico más fluido y seguro y que las empresas de origen chino como Huawei se beneficien con la oportunidad de suministrar la infraestructura necesaria.

“La conducción autónoma es una tendencia irresistible, pero cualquier vehículo aislado por sí solo no puede lograrlo”, sostuvo en una entrevista Jiang Wangcheng, presidente del negocio de tecnología de la información y las comunicaciones de Huawei, y agregó “la única solución es obtener más información de las carreteras”.

Cómo funciona el sistema autónomo

Con el nombre en clave X-Bus, el vehículo está vinculado a una red de control de transporte que ve y decide todo lo que sucede en la ruta de prueba. La comunicación es bidireccional: el autobús envía constantemente información a la red y puede realizar solicitudes como semáforos favorables para ayudarlo a cumplir con el horario. Si bien el autobús es en gran parte autónomo, un conductor de seguridad humana se sienta detrás del volante y está listo para tomar el control en caso de que sea necesario.

Huawei, con sede en Shenzhen, está ahora apuntando a nuevas áreas de crecimiento como el transporte. En lugar de fabricar su propio automóvil inteligente, el fundador multimillonario Ren Zhengfei y otros altos ejecutivos han dicho que esa no es la intención, sino “proporcionar el equipo de comunicaciones y el software necesarios para una revolución de vehículos inteligentes”, destacaron.

Otras experiencias

Si bien aún faltan años para el uso a gran escala de dichos sistemas, las empresas de tecnología de todo el mundo están haciendo progresos en la materia. Zoox de Amazon.com obtuvo la aprobación en septiembre para probar autos autónomos en vías públicas sin un conductor de seguridad. Las noticias sobre Apple y sus desarrollos sobre un automóvil autónomo para 2024 hicieron que sus acciones estuvieran cerca de máximos históricos el mes pasado. Los vehículos autónomos de Alphabet también han estado circulando por las carreteras estadounidenses durante años.

Vehículo autónomo desarrollado por la compañía Huawei

Por su parte, en China, los coches autónomos del gigante de los motores de búsqueda Baidu circulan por las carreteras de los suburbios de Beijing mientras que las nuevas empresas de chips como Horizon Robotics y Shanghai Westwell Lab Information Technology están probando tecnologías de conducción automática con la ayuda de procesadores y algoritmos de IA.

La seguridad como prioridad

China, el mercado de automóviles más grande del mundo, quiere vehículos inteligentes con al menos algo de automatización para representar más del 50% de las ventas de automóviles nuevos para 2025, según una hoja de ruta tecnológica presentada por el gobierno chino en noviembre. El plan también enfatizó la necesidad de infraestructura que permita a los vehículos conectarse a Internet y entre sí.

El objetivo es aumentar la seguridad: actualmente, una persona muere en un accidente de tráfico en China cada ocho minutos. El objetivo de Huawei es que su tecnología proporcione información más precisa y en tiempo real a vehículos, conductores, peatones y otros usuarios de la carretera sobre el tráfico, las condiciones meteorológicas y los peligros potenciales.

“Se supone que las carreteras sirven a los vehículos que circulan por ellas”, dijo Jiang de Huawei, y concluyó “necesitan proporcionar más información para ofrecer un mejor soporte”.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -