Catorce empresas se disputan la obra de ampliación del paso Cristo Redentor

Es la primera vez en 35 años que se licitan obras en un túnel de alta montaña.Se realizó en Mendoza la apertura de ofertas para la primera fase de obras.

El viernes último se desarrolló en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno de Mendoza la apertura de ofertas para la primera etapa de obras de refuncionalización del Paso Internacional Cristo Redentor, que en esta fase comprende la ampliación del túnel Caracoles, un antiguo cruce ferroviario, que actualmente se encuentra inhabilitado para el paso de vehículos.

El evento contó con la participación de 14 empresas nacionales e internacionales que, en conjunto, presentaron un total de nueve ofertas para quedarse con el proyecto. La propuesta más económica se situó un 33 por ciento por debajo de los $3.300 millones establecidos en el Presupuesto Oficial (PO) de la obra.

La apertura de ofertas contó con la presencia de la administradora general de Vialidad Nacional Patricia Gutiérrez y el ministro de Gobierno de Mendoza Lisandro Neri. El proyecto será financiado en parte por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, y en parte por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El objetivo la obra es incrementar -cerca del doble- la capacidad del túnel Caracoles para transformarlo en una estable y moderna vía de comunicación para todo tipo de vehículos. Las dimensiones del túnel pasarán de los 4,9 metros de ancho y 5,46 metros de alto actuales a 10,6 y 8,3 metros, respectivamente.

Gracias a esta ampliación, el túnel evolucionará del carril único actual a los dos carriles -uno por cada sentido- proyectados para el paso de todo tipo de vehículos. La nueva calzada estará acompañada de sus respectivas aceras para el paso de peatones y banquinas de detención segura.

La obra incluye la construcción de cinco galerías de interconexión entre los dos túneles que constituyen el paso internacional (del lado argentino están separados por 325 metros). Tres de las cinco galerías serán para el paso de peatones mientras que el resto será para el paso de vehículos y, en caso de emergencia, también de peatones.

La refuncionalización del Paso Internacional Cristo Redentor beneficiará a más de 2.600 usuarios que diariamente circulan entre Argentina y Chile. La iniciativa se desarrolla en el marco de la relanzada política de cooperación entre ambos países, que en los últimos cuatro años posibilitaron la concreción de importantes acuerdos bilaterales de integración comercial, energética y de infraestructura.

El Cristo Redentor -al que se accede a través de la ruta 7- es el paso internacional de mayor tráfico entre Argentina y Chile. Forma parte de uno de los corredores bioceánicos más importantes de Sudamérica que vincula los puertos de San Pablo y Buenos Aires (Atlántico) con el puerto de Valparaiso (Pacífico).

La ampliación del paso internacional se realizará en dos etapas -con obras en ambos lados de la Cordillera de los Andes-, licitadas de manera independiente por Argentina y Chile. La ampliación del lado chileno se encuentra en la fase de preparación final y será licitada antes de fin de año.