Buscan limitar el tráfico acuático en Venecia

La ciudad de las góndolas presentó una serie normativas que se aplicarán por 60 días con el objetivo de reducir la contaminación ambiental.

Venecia decidió experimentar durante 60 días limitaciones del tráfico acuático que genera muchos inconvenientes y con el fin de disminuir la contaminación del polvo sutil, acústica y reducir el movimiento de las olas.

Entre las limitaciones impuestas, están el cumplimiento de franjas horarias según el tipo de vehículo, las matrículas alternativas” (vinculado al número de licencia) para los taxistas, mientras que para los llamados “barcos de trabajo” la ordenanza requiere que los movimientos respeten determinados horarios.

En el primer día de aplicación de la nueva normativa, solo dos embarcaciones transitaron irregularmente en uno de los canales con limitaciones y fueron sancionadas por la policía local con una multa de 150 euros, según reportó la agencia ANSA.

Si bien para las embarcaciones “taxi” no hay inconvTodas las noticiasenientes, el problema principal radica en el transporte de mercadería, ya que desde el sector aseguran que se “necesita reorganizar todo el trabajo, especialmente para suministros a hoteles y comercios”. En particular, las obligaciones sobre el uso de grúas para barcos están bajo acusación.

Para controlar que se cumplan con las normativas, desde las 10 hasta las 20 rigen las nuevas disposiciones para controlar el tráfico sobre el agua. Asimismo, el objetivo también es trabajar en el proyecto de “ola cero” para evaluar, con el tiempo, los efectos del movimiento de las olas en los canales afectados por las limitaciones y hacer las correcciones necesarias. Sobre esto, se estudió el movimiento de las embarcaciones. Por ejemplo, se decidió la prohibición de hacer movimientos “serpientes” de taxis que, ahora, deben mantener una distancia de 15 metros el uno del otro y no pueden hacer “adelantamientos”, excepto en casos extremos. Al mismo tiempo, está prohibido el uso de la bocina.