Buscan implementar el estacionamiento colaborativo en la CABA

Se trata de una iniciativa donde los automovilistas, mediante una app gratis pueden estacionar en las cocheras de uso privado cuando nadie las use, a un bajo costo. La medida surge con el fin de apaciguar la falta de parking en CABA.

La modalidad es un éxito en ciudades como Santiago de Chile o Barcelona, y ahora desembarcará en la Ciudad de Buenos Aires con WesmartPark. Es una aplicación gratuita que intenta calmar la problemática de la falta de estacionamiento en la ciudad.

La app conecta las cocheras libres de los supermercados, negocios, hoteles, y todos aquellos lugares que decidan sumarse a la medida. El conductor, podrá ver qué espacio se encuentra libre y pagar el estacionamiento asignado a tan sólo  $1,33. Casi la mitad de lo que cuesta, en promedio, dejar el auto en un parking.

La empresa, creada en España, prevé una inversión global de u$s1,6 millones para el plan de expansión a nivel regional e intentará consolidar para fin de año más de 40 “garages” en la Ciudad de Buenos Aires, según indicó el sitio Ámbito.com.

 

“La plaza de parking en Buenos Aires está saturada”, indicó al sitio Ámbito José Luis Valderrama, a cargo del desarrollo del negocio en la Argentina. “Cuando realizamos el análisis sobre el sector, observamos que la Capital Federal presenta dificultades a la hora de encontrar estacionamiento. El Centro, Recoleta y Palermo son los barrios de más alta conflictividad”, agrega Valderrama.

Estacionar una misión imposible 

Desde la Secretaría indicaron que en el 2018 las actas por estacionamiento indebido ocuparon el primer lugar en el ranking de las infracciones más comunes, representando 31,9% (1.351.561) de las totales, mientras que en el período enero-julio 2019 ya se realizaron aproximadamente 12.000 infracciones por estacionamiento indebido sobre la ciclovía.

Ante esto, surgió una nueva medida en donde se podrá estacionar próximamente en paralelo a las ciclovías. De todas maneras, estacionar en la Ciudad de Buenos Aires continúa siendo una odisea, que la app intentará no revertir, sino ayudar.