Argentina apostará a desarrollar el primer avión eléctrico con baterías ecológicas

Marcos Actis, es  director del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA), área clave en el armado del primer avión eléctrico del país. “Gobierno se está apostando a la electromovilidad para todo tipo de transporte urbano”, dijo el referente y ponderó la industria rica en litio que hay en la Argentina. En Europa en 2025, solo habrá vehículos eléctricos.

“En Argentina hasta ahora no hay aviones eléctricos, pero ya hay en el mundo. De hecho muchas empresas de transporte ya están pensando en aviones eléctricos a futuro”, explicó el director del CTA de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), responsable de desarrollar el primer avión eléctrico con baterías ecológicas que tendrá el país.

Marcos Actis.

El ingeniero aeronáutico destacó , en una entrevista a Telám, la importancia de este tipo de vehículos con baterías de litio en lugar de motor con combustibles fósil, explicó que el avión eléctrico se desarrollará en el aeroclub de Ensenada y que estará listo el año próximo “cuando lo permita la pandemia”.

 

El proyecto surge a partir de un convenio entre la UNLP con la empresa Proyecto Petrel, la única fábrica nacional privada de aviones de Argentina.

La compañía aportará el avión, mientras que la Universidad, el desarrollo para aplicarle un motor eléctrico con baterías de litio, una fuente de energía completamente limpia. Además, este tipo de baterías duran cinco veces más que las de plomo y son reciclables, destacó.

La nave será ecológica ya que se podrá cargar conectada en forma directa a la red eléctrica y tendrá las mismas prestaciones que los modelos convencionales con motor a combustión. El CTA participará en el rediseño de componentes y partes, y en procesos de certificación para la optimización del avión Petrel 912i.

“Todo el tema de las baterías de litio y de manejar el desarrollo a partir de celdas de litio viene por los desarrollos espaciales que hicimos sobre todo el proyecto Tronador, ahí adquirimos la capacidad de armar las baterías que eran las que permitían el vuelo del primer vehículo”, explicó Actis.

Ese fue el punto de partida para bajar “la tecnología del campo aeroespacial a los vehículos”, indicó.

Bajar la emision de gases 

“El avión es ecológico pero la energía que usará se produce con combustible de restos fósiles ya que la matriz energética argentina está desbalanceada”, dijo Actis aunque explicó que “no es lo mismo el consumo de un motor a explosión que la energía eléctrica producida en una planta”, dijo y agregó que en este caso hay “optimización de los recursos y se trata de energía limpia”, remarcó.

Ese avance es vital debido a que el impacto más grande que tiene la contaminación ambiental son los motores de combustión que tiene los autos y aviones en la actualidad.
“Lo vemos con la pandemia, bajó la circulación de vehículos y bajó mucho la contaminación ya que los autos son la principal fuente de contaminación”, dijo.

Por eso, la novedad del avión eléctrico puede sentar precedente de los vehículos a futuro. “La idea es hacer el desarrollo, certificar el avión y también tenerlo como una alternativa de venta a futuro, como lo que se está haciendo en el mundo”, indicó.

El ingeniero y vicepresidente del Área Institucional de la UNLP mencionó que “hay países de Europa en las que prácticamente todo es eléctrico, como Países Bajos, y en Europa para 2025 será todo eléctrico” y aseguró que “el litio está posibilitando esto, es revolucionario”.

“El litio está permitiendo la transformación de los autos eléctricos y puede transformarse en un futuro muy cercano en una alternativa energética para la Argentina, ya que es uno de los principales países productores”, reconoció.

En esa línea, manifestó que el país produce litio pero no baterías, y que aspira a convertirse en productor de celdas de litio porque, explicó, “significaría que en vez de irse el litio a un bajo precio podríamos estar exportando baterías o por lo menos producirlas para no tener que comprarlas de afuera“.

“Falta la decisión política de establecer una fábrica de litio como hizo Bolivia” aunque reconoció que “se está en ese camino, este cambio de gobierno permitió que este tema otra vez en carpeta”.