26.5 C
Buenos Aires

Aeroparque presenta reformas para afrontar el receso invernal

MÁS NOTICIAS

Con las venideras vacaciones de invierno, el Aeroparque Jorge Newbery presenta algunas obras para poder afrontar el crecimiento de flujo de pasajeros con mayor comodidad. De acuerdo a la estimación de Aeropuertos Argentina 2000, serán casi un millón y medio las personas que circulen por el lugar.

Como parte del plan de ampliación y modernización, se habilitarán durante el receso invernal las nuevas vialidades de ingreso que permitirán una circulación más eficiente de vehículos para la llegada de pasajeros y acompañantes. Estas vialidades son el resultado del corrimiento de la Avenida Costanera, posible gracias al terreno ganado al Río de la Plata, y también permitieron la construcción del estacionamiento subterráneo.

El proyecto, denominado Nuevo Borde Costero Aeroparque Jorge Newbery, incluye modificaciones en las vialidades internas del Aeroparque y su conexión con la red vial de la ciudad en la Av. Costanera.

La configuración propuesta permite distribuir los viajes según sus destinos, de manera que los ingresos y egresos en los distintos sectores se realizan de forma independiente sin interferir internamente. Solo se debe considerar la regulación de los movimientos de entrada y salida sobre la Av. Costanera mediante semáforos.

Se han establecido circuitos de acceso a la terminal internacional y al sector de arribos domésticos. Los accesos vehiculares al Aeroparque desde el lado sur (Centro) se apoyan en dársenas de giro especialmente incluidas en el proyecto.

Tanto el estacionamiento multinivel sur como el estacionamiento río (subterráneo) pueden ser accedidos mediante circuitos que permiten el acceso directo desde los carriles de la costanera adyacentes o a través de dársenas que permiten los giros a la izquierda para cruzar la avenida.

En cuanto a la terminal, cada sector cuenta con una longitud de cordón específica: los arribos internacionales tienen 170 metros lineales de cordón, las partidas tienen 180 metros lineales, y los arribos nacionales cuentan con 450 metros lineales. Además, el sector de buses dispone de 110 metros lineales de cordón y 12 posiciones de estacionamiento.

La ampliación de las veredas e isletas se complementará con áreas semicubiertas de 4.500 metros cuadrados vinculadas a la terminal. Estas áreas estarán protegidas por estructuras de lonas tensadas y metal, ofreciendo a los pasajeros un espacio seguro y resguardado de las inclemencias climáticas durante su tránsito hacia y desde el aeropuerto.

Estas áreas semicubiertas estarán estratégicamente ubicadas en la vereda peatonal principal del aeropuerto, conectando las áreas de arribos y partidas vehiculares con las áreas de embarque y desembarque internacionales y nacionales. El diseño se adaptará al entorno existente e integrará estéticamente con la arquitectura del aeropuerto.

Además, el nuevo proyecto vial contempla la creación de dos plazas de vinculación de la Terminal con el borde de la costanera, una frente al sector de Partidas (Norte) y otra frente al sector de Arribos (Sur). Estas plazas incluirán transporte público y cruces elevados peatonales para facilitar la accesibilidad de los pasajeros.

Por otro lado, se ha completado la primera etapa de la nueva plataforma norte, diseñada para aviones de gran envergadura, lo que optimizará el movimiento de las aeronaves en el área de la pista y calles de rodaje. Esta plataforma cuenta con una superficie de 50.000 metros cuadrados y ha sido construida con 20.000 metros cúbicos de pavimento, 10.000 metros cúbicos de hormigón y 500 toneladas de concreto asfáltico, para el estacionamiento de aviones clave C y E.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img