21.8 C
Buenos Aires

Aeronavegantes se declaró en “Estado de Alerta y Movilización” en repudio al decreto anunciado por el Presidente Milei

MÁS NOTICIAS

La Asociación Argentina de Aeronavegantes, que encabeza Juan Pablo Brey, emitió un duro comunicado en repudio a las medidas anunciadas anoche por el Presidente de la Nación Javier Milei a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y se declaró en “Estado de Alerta y Movilización”. En el documento firmado por la Comisión Directiva, el gremio afirmó que “hemos sido testigos del más grave atropello a la Constitución Nacional y a la división de poderes desde la recuperación de la democracia”.

En el texto, el sindicato aseveró que el Presidente se arrogó “facultades propias de sistemas de gobierno absolutistas y totalitarios” y que pasó “absolutamente por encima a los poderes legislativo y judicial” al resolver “unilateralmente la eliminación de trascendentales derechos, tanto laborales como de carácter social, cultural y ambiental”. A su vez, denunció que “el Decreto arrasa con más de un siglo de conquistas y derechos de los trabajadores, dejándolos librados a su suerte ante el mercado”, lo que genera “una relación de fuerzas tan dispar por naturaleza”, la cual “queda ahora validada en ese sentido por un decreto presidencial”.

En el caso particular de su actividad, Aeronavegantes destacó que “la modificación del Código Aeronáutico y la implementación de la política de Cielos Abiertos es la amenaza más directa a nuestras fuentes de trabajo que hayamos enfrentado”. Y explicó que “la apertura del mercado doméstico a líneas aéreas extranjeras, con personal extranjero, es el camino directo a la destrucción de la industria aerocomercial argentina tal como la conocemos”.

“Esta política predatoria ya fue impuesta en países como Chile, Perú y Ecuador, teniendo como resultado la más absoluta precarización y flexibilización de nuestra actividad”, informó. Y agregó que “los países económicamente más desarrollados, por el contrario, protegen fuertemente a sus aerolíneas y la soberanía de sus cielos”.

Por otro lado, el gremio reseñó que “la virtual eliminación de las indemnizaciones por despido, el aval tácito al trabajo no registrado o precarizado, o el ataque a Sindicatos y Obras sociales, son sólo algunos títulos que deja esta escandalosa medida” y que “el fin de la ultractividad de los convenios colectivos de trabajo (CCT) implica directamente la caída de los mismos, con todos nuestros derechos adentro”.

Sobre Aerolíneas Argentinas, el comunicado afirmó que “tampoco pudo escapar de la ofensiva” ante “un Estado que no sólo se aparta por completo del rol que debe cumplir como regulador y garante de la equidad en las relaciones entre la sociedad, sino que resigna por completo las ideas de Soberanía Nacional e impulsa abiertamente la entrega de nuestras tierras y recursos naturales al mejor postor”. Así, aseguró que “bajo el pretexto de ‘entregar’ la compañía a los trabajadores y prepararla para una pronta privatización, esconde el desfinanciamiento y la condena final a la empresa de la cual dependen más de 12 mil familias” y que “experiencias cercanas en el tiempo como las de VARIG y PLUNA, hoy desaparecidas, son útiles para dimensionar la gravedad de la situación”.

Finalmente, el gremio concluyó que “nos declaramos en estado de alerta y movilización en defensa de nuestro trabajo y el sustento de nuestras familias” y afirmó que “los ciudadanos argentinos y argentinas tenemos la necesidad y urgencia de que tanto los legisladores como el Poder Judicial pongan un claro y rotundo límite a este avasallamiento”. Y finalizó: “es su deber sostener la República y detener este claro acto de absolutismo, más propio de una tiranía que de un gobierno democrático”.