Aeronavegantes logró mantener tres tripulantes de cabina para la operación del Embraer en Austral

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que encabeza Juan Pablo Brey, anunció hoy que logró sostener la tripulación de cabina de los Embraer que utiliza la empresa Austral luego de haber anunciado un paro para el pasado 13 de marzo y tras haber realizado negociaciones en el Ministerio de Producción y Trabajo.

Se ha alcanzado el objetivo de que la empresa cumpla con la obligación de respetar la tripulación de tres aeronavegantes y no dos, como sorpresivamente intentó imponer”, afirmó Brey.

De esta manera, Brey aseguró que Austral, la empresa de cabotaje más importante del país, “había realizado de manera unilateral e inconsulta una modificación al Manual de Operaciones de la Empresa (MOE), avalando la operación del Embraer con dos Tripulantes de Cabina (TCP), lo que fue rechazado por nuestro sindicato”, y agregó “hoy lo mínimo son tres tripulantes por vuelo”.

Cabe señalar que el gremio estaba en conciliación obligatoria y que vencido el plazo de la misma había anticipado que, de no llegar a un acuerdo, retomaría las medidas de fuerza en defensa de las dotaciones del Embraer. “La modificación que pretendían imponer resultaba una amenaza concreta no sólo a la seguridad operacional y de nuestros afiliados, sino también a nuestras fuentes de trabajo”, remarcó Alejandro Kogan, secretario adjunto del sindicato.

En este sentido, Kogan destacó que “en el acta acuerdo entre partes firmada hoy en la Secretaría de Trabajo de la Nación ha quedado plasmado que se ratifica la programación de dicha aeronave con tres TCP, tal como se encuentra certificado en el manual con el que opera la empresa” y expresó “no permitiremos que se manoseen las normas para flexibilizar de manera encubierta las dotaciones, poniendo en riesgo el trabajo de cientos de tripulantes”.

Juan Pablo Brey, Secretario General (Aeronavegantes)

Además,  Brey resaltó: “este es, una vez más, un logro de nuestra conducción que se pone al frente de la defensa de los tripulantes ante el atropello a lo que consideramos derechos adquiridos y cuestiones vinculadas a la seguridad operacional”.

“Más allá del ajuste que este Gobierno pretende realizar sobre los costos de todas las empresas relacionadas con el Estado, finalmente en las negociaciones prevalecieron la cordura y la lógica anteponiéndose la seguridad de los pasajeros, de la dotación de tripulantes, de los pilotos y la de toda una nación que cada día ve sobrevolar los colores de una de las aerolíneas más tradicionales y queridas por los argentinos” concluyó el gremialista.