“Vamos a seguir en este camino, que es lo que los inversores necesitan”

La obra que fue inaugurada por la jefa de Estado, forma parte de las reformas de los muelles y el edificio que ahora consta de dos plantas y permite que 12 mil pasajeros pasen por allí.

“El incremento más grande que hemos tenido en turismo receptivo ha sido en nuestra propia región. Es muy importante seguir haciendo inversiones y apoyar a quien las haga. Es un día muy especial, estamos muy contentos de compartir con empresarios de distintos sectores, con los trabajadores”, resaltó la mandataria; que fue acompañada por los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Turismo, Enrique Meyer; directivos de la concesionaria portuaria y representantes del quehacer turístico e invitados especiales.

Siguiendo con los anuncios, la Jefa de Estado comentó que inversores árabes destinarán 300 millones de dólares para la ampliación del puerto de Buenos Aires, y dijo, "se convertirá en el más importante de Sudamérica".

"Todo esto es para que le cuenten a otros lo linda que está Buenos Aires y que la podemos hacer más linda todavía", dijo la mandataria, al mirar al precandidato a jefe de Gobierno porteño Amado Boudou, quien se encontraba en el escenario.

Asimismo, destacó el crecimiento de la actividad turística en la Argentina y de las inversiones privadas, para, según dijo:"desmitificar a quienes sostienen que este modelo económico no genera nuevos proyectos".

“La Argentina logró incrementar la tasa de inversión privada directa en un 33,3 por ciento entre 2003 y 2010, mientras que la media de América Latina fue del 18,5 por ciento y la de Perú, el segundo en el podio, del 28,1, detalló.


Obra portuaria

La obra consistió básicamente en la reforma de los muelles, recortando el Tercer Espigón y extendiendo un sector, que permite al puerto metropolitano el atraque de cuarto cruceros a gran escala en forma conjunta. Además tienen su asiento en planta alta diversas oficinas de organismos como Interpol, Aduana, Migraciones, Administración de Puertos, Senasa, 70 mostradores de chequeo y preembarque; mientras que en la planta baja se encuentra el sector arribos y partidas, de equipajes, confiterías y comercios. Permitiendo en su parte exterior una moderna dársena permitirá la correcta circulación de taxis y remises que lleguen y retiren pasajeros.

El movimiento en el puerto porteño de 136 cruceros y 340 mil turistas por temporada llevó a reconstruir las instalaciones diseñadas en la década pasada para embarcaciones casi la mitad más chicas, una frecuencia que sextuplicó la cantidad de gente y triplicó la de los barcos. Entre las nuevas instalaciones se cuentan:
• Sala de espera con capacidad para 2.000 personas.
• Dos sectores de check-in independientes, con un total de 72 puestos de trabajo para los servicios de Migraciones, Aduana y Empresas Navieras.
• Depósito amplio y funcional para equipajes, para 12.000 valijas.
• Sistema de seguridad y monitoreo de todos los espacios de última generación.
• Oficinas administrativas, locales comerciales, banco, casa de cambios y otros servicios para el pasajero.
• Estacionamiento exclusivo para ómnibus, taxis y autos de alquiler.
• Salón VIP.