Jueves 30 de marzo 2017
  Buenos Aires: 





Automotor Gremiales

Línea 60: aplicarían suspensiones y despidos a delegados y choferes

Por Redacción | 14.03.2017 17:00:00

Militantes de la línea 60 copan el escenario luego del acto de la CGT.
  COMPARTIR

La acción es evaluada, por estos días, por la empresa MONSA. Afectaría al menos a  40 trabajadores y se cumpliría dentro de un marco legal al comprobarse hechos violentos contra la empresa. La firma cuenta con material fotográfico y filmaciones que reflejan destrucción adrede de instalaciones por parte de empleados. 


La escena final del acto de la CGT del pasado 7 de marzo puso sobre el tapete, una vez más, el conflicto que la línea 60 de colectivos viene padeciendo desde hace años.  Ya en el final del acto, los delegados de la línea 60, enrolados en la "izquierda combativa" se manifestaron con consignas contrarias y provocaron destrozos en el escenario que montó la central gremial en el centro porteño.

 

 

Además de no comulgar con la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que conduce Roberto Fernández, los delegados de izquierda son una fuente de crítica permanente por sus acciones violentas ajenas a la convivencia patronal sindical pacífica que debe primar. Sobre la base de la información que manejan funcionarios de la cartera laboral a cargo del Ministro Jorge Triaca, los accionistas de la empresa MONSA, que opera la línea 60, luego de realizar una serie sumarios administrativos, tienen previsto llevar a cabo suspensiones y despidos.

 

 

Los hechos de violencia de los delegados de izquierda 


Según pudo averiguar Notitrans, estas medidas disciplinarias se aplicarán a más de cuarenta empleados, entre ellos, delegados y choferes, en el marco del conflicto que tuvo lugar en septiembre de 2016, cuando un mecánico del taller de Barracas, perdió la vida aplastado por un colectivo que estaba reparando.

 

 

Tras la muerte del operario, los delegados gremiales pararon los servicios durante días y se produjeron destrozos en las instalaciones de la terminal de Barracas y agredieron ferozmente a personal administrativo y otros choferes que no adhirieron a la medida de fuerza por ellos propuesta. Noritrans pudo acceder al documento fotográfico que muestran el accionar del violento cuerpo de delegados.

                                                                                                                                                                     

 

 

 

 

 

 

  

          

 

 

Desde el Ministerio de Trabajo, en un principio se dispuso una conciliación obligatoria, transformándose luego en conciliación voluntaria de 180 días, la que finalizó a finales de febrero de este año. Según fuentes judiciales, por los hechos de los años anteriores habría 25 procesados, en diversas causas que se sustancian en distintos fueros. Estos antecedentes y ante el avance de las sanciones administrativas, seguramente los violentos delegados traerán nuevamente inconvenientes a los alicaídos pasajeros, unos 100.000 usuarios diarios de la línea.

 

 

 

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER!
Recibí toda nuestra información en tu casilla de correo.